Quemaduras

Incidente por quemadura

 

Si es testigo de lesiones por quemaduras:

 

Valore la escena, si es de riesgo, no se exponga y active el Sistema Médico de Emergencias.

Si no existe mayor riesgo:

Aleje a la víctima del foco de calor.

Impida que el paciente quemado corra y apague las llamas cubriéndolas con una manta, toalla o trapo grande. Eventualmente tenderlo y que ruede.

Que el paciente se encuentre en un sector aireado y bien ventilado.

Comuníquese con el Sistema Médico de Emergencias.

Siga las instrucciones que le den por teléfono.

Irrigue las partes quemadas con abundante agua fría.

Si debe que mover al paciente, hágalo con precaución, puede causarle un dolor.

Retire alhajas, relojes, y cualquier elemento que pueda comprimir.

Nunca quite la ropa pegada a la piel.

No aplique hielo, lociones, pomadas u otros productos.

No es adecuado comprimir las zonas quemadas, a excepción que en la misma exista sangrado, en este caso no deje de comprimir para cohibir la hemorragia.

Si nota algún cambio en su situación, y el equipo de Emergencias aún no ha llegado, vuelva a contactarse para recibir nuevas instrucciones.

No administre ningún producto por la boca.

No abandone nunca al paciente hasta que llegue el Equipo de Emergencias.