La Sangre

Publicidad

¿Qué función cumple la sangre?

 

La Sangre

 

La sangre es perfectamente capaz de transportar a todas las partes del cuerpo el oxígeno del que va cargada al salir de los pulmones, y es también cosa suya, el transporte de los desechos de los tejidos a los órganos especialmente encargados de su eliminación.

Es un buen medio de transporte.

La función transportadora de la sangre también se extiende a los productos de la digestión, que una vez cargados, hay que distribuirlos a todos los tejidos hambrientos que esperan recibirlos.

También la sangre se encarga de llevar muchos compuestos químicos importantes para la función y el desarrollo de los tejidos.

Finalmente la sangre es la primera línea de defensa del cuerpo.

El cuerpo contiene cinco litros de sangre, el corazón bombea casi 13.000 litros por día. Cuando un hombre llega a los setenta años su corazón ha bombeado 330 millones de litros, el esfuerzo realizado sería suficiente para elevar a 15.000 metros de altura un peso de diez toneladas.

La sangre posee una parte líquida que es el plasma y una sólida que la componen los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

Cada milímetro cúbico de sangre contiene 5 millones de glóbulos rojos que transportan oxígeno; 6000 a 8000 glóbulos blancos que nos defienden frente a las infecciones y aproximadamente 300.000 plaquetas que nos ayudan en la cicatrización.

Los glóbulos blancos se utilizan para la lucha contra los microbios.Éstos empiezan a ser combatidos tan pronto como penetran en nuestro organismo.

Los glóbulos blancos tratan de fagocitar y digerir a las células enemigas. Son capaces de atravesar las arterias y las venas para acudir al lugar donde se encuentra los microbios.

Las plaquetas son un factor importante en el proceso de la coagulación. Expuesta al aire la sangre se endurece y forma una masa gelatinosa, un coágulo. Éste se transforma en costra que evita las hemorragias. Ese coágulo está formado por una importante cantidad de plaquetas.

Cada glóbulo rojo de la sangre transporta una ínfima cantidad de oxígeno, adquirido en los pulmones, de allí se trasladan al corazón, y éste los impulsa hacia los largos tubos que conocemos con el nombre de arterias, para que lleguen a todo el organismo.

Las arterias disminuyen progresivamente de tamaño hasta ser tubos pequeños denominados capilares que se encuentran en los órganos. Los glóbulos rojos transportados a través de la sangre descargan el oxígeno en los distintos tejidos y se cargan de anhídrido carbónico CO2 (que es el desecho de la respiración de los tejidos) y emprenden a través de las venas, el viaje de regreso para cargarse nuevamente de oxígeno y eliminar el CO2.

La sangre da vueltas y más vueltas. La sangre enviada al cerebro regresa a los ocho segundos, pero la enviada a dedos de los pies tarda dieciocho segundos en volver al punto de partida, el corazón.

Para nutrirse el cuerpo necesita hidratos de carbono, azúcar, almidón, grasas, mantecas, aceites, proteínas, carnes, vitaminas y minerales. Todos estos nutrientes circulan por la sangre y aportan la energía que contienen a los tejidos. Pero antes de entrar en la sangre los alimentos deben ser triturados por los jugos gástricos para que se puedan incorporar a la sangre, después de la absorción intestinal.

La sangre se encarga de llevar los desechos de los tejidos al riñón, a las glándulas sudoríparas y a otros órganos especializados en la eliminación.

¿Qué de vueltas?

Ir dando vueltas continuamente no es la única finalidad, de la sangre. Esto sería ignorar las muchas funciones que la sangre tiene en nuestro complicado organismo.

 

Artículo: La Sangre

http://consultasmedicas.com/la-sangre/

Equipo de Consultas Médicas

 

 

Publicidad

Post Tagged with ,