La revolución de las ecografías 4D

Publicidad

 

Para poder entender lo que es una ecografía 4D deberíamos primero remontarnos a sus antecesoras: las ecografías 2D y 3D, que a su vez tienen una interesante historia a la espalda. Igualmente, conviene saber exactamente qué es una ecografía.

Ecografía

Se define el concepto de ecografía como la técnica que consiste en la exploración de un cuerpo gracias a la captación de ondas sonoras y que registrando los ecos generados puede ayudar a formar una imagen más o menos precisa que recibe el mismo nombre y que es utilizada principalmente en medicina. Realmente, es un proceso más complejo que este, pero si no está familiarizado con los términos técnicos y médicos podemos quedarnos con esta explicación. También es conocida la ecografía como diagnóstico por ultrasonido o sonografía.

eco-4d

Una historia de avances

Para hablar de la historia de las ecografías podríamos remontarnos al 1794, cuando el investigador naturalista Lazzaro Spallanzani descubrió que la excelente orientación de los murciélagos se debía a su capacidad para recibir ultrasonidos que ellos mismos emitían y que les llegaban al cerebro como un mapa que les permitían volar sin colisionar. Pero lo cierto es que hasta este siglo pasado no ha sucedido que los ultrasonidos comenzasen a tener una relevancia en el campo de la medicina, cuando en 1942 el psiquiatra y neurólogo Karl Dussik llevó a cabo el estudio de unos tumores cerebrales utilizando ondas sonoras.

El éxito de su experimento impulsó el desarrollo de las técnicas por ultrasonidos para ayudar a identificar tumores y con el tiempo sus usos se diversificaron. Con los años, los cambios y avances en las sonografías han llegado cada vez más acelerados hasta que las que ahora conocemos como ecografías 4D.

¿Qué es una ecografía 4D?

Las ecografías en 4D tienen una característica muy especial que las hace más útiles con respecto a sus antecesoras las ecografías 2D y 3D. En las primeras la imagen obtenida se limitaba a mostrar las dos dimensiones de anchura y altura de los cuerpos escaneados. Éstas han sido las que más se han extendido a lo largo de la historia y aunque su invención e introducción en medicina fue de gran ayuda aún dejaban muchas lagunas en lo que a diagnósticos médicos se refiere.

La introducción de la tercera dimensión en 1997, la profundidad, fue de gran ayuda en ese sentido. Pero no ha sido hasta hace pocos años que se ha conseguido incluir la llamada cuarta dimensión en este proceso de diagnóstico médico. Y este último y revolucionario avance no es otra cosa que la posibilidad de captar en tiempo real los movimientos y expresiones del bebé aún dentro del útero materno.

Los beneficios de una cuarta dimensión

Dejando a un lado la maravillosa experiencia que esta técnica puede suponer para las familias, la investigación activa de estas prácticas permite realizar diagnósticos prenatales más precisos que facilitan a los médicos el reconocimiento de los no natos durante su gestación para poder identificar cualquier tipo de anomalía, deformidad o complicación que se pueda dar durante el embarazo. Esta una de las principales razones por las que su realización se recomienda a los futuros padres.

Hoy día no sólo el uso de este tipo de ecografías se ha diversificado, sino que también los lugares donde realizarlas lo han hecho. Y es que hace unos pocos años, las sonografías únicamente podían ejecutarse en clínicas médicas y hospitalarias. En la actualidad cientos de empresas privadas han hecho de las ecografías su negocio facilitando trámites de papeleo y esperas a los pacientes.

Concretamente hablando de aquellas que se dedican únicamente a realizar las ecografías para los embarazos, ahora sus servicios se han ampliado tanto que incluso se pueden encontrar empresas que las realizan a domicilio, pudiendo obtener las familias hasta vídeos de los fetos.

 

Publicidad

Incoming search terms:

  • ecografias 4d
Post Tagged with