La eyaculación precoz

Publicidad

 

La eyaculación precoz es una disfunción sexual que afecta a muchos hombres. La etiología es multifactorial, y debe ser correctamente estudiada para llegar al diagnóstico adecuado. Hoy en día los trastornos de la ansiedad y la falta de educación sexual, son los factores que impactan especialmente en los adultos jóvenes.

No existe un tiempo “medio” que deba durar una erección, así que se considera eyaculación precoz cuando se llega al orgasmo antes de lo deseado y esto produce una frustración en la relación sexual.

psicólogos de pareja

Existen algunos métodos alternativos para aprender a controlar la eyaculación:

Parada-arranque

Consiste en estimular el pene hasta llegar a un nivel de excitación alto, pero sin alcanzar el punto de inevitabilidad en el que ya no pueda controlar la eyaculación. Llegado este momento se deja de estimular, dejando un pequeño espacio de tiempo para relajarse y luego continuar. Se puede repetir el ejercicio 3 o 4 veces y en la última eyacular. Durante este entrenamiento debe concentrarse en sus sensaciones, para así aprender a reconocer hasta qué momento puede usted controlar la eyaculación. Estos ejercicios pueden realizarse en solitario o con su pareja.

Compresión

Como en el ejercicio anterior, se estimula el pene hasta llegar a un nivel alto de excitación y en ese momento se aprieta el glande, rodeando con el dedo índice la base de la cabeza del glande y apretando la punta del pene con el pulgar. Se mantiene presionado hasta conseguir disminuir el nivel de excitación y se prosigue con la estimulación, repitiendo el ejercicio 3 o 4 veces y permitiendo la eyaculación en la última.

Estos ejercicios pueden resultar un entrenamiento eficaz junto con métodos de relajación para conseguir disminuir la ansiedad antes de la relación sexual, pero deben ser practicados durante semanas o incluso meses hasta poder llegar a alargar la duración de la erección. 

Podeis encontrar más información sobre éste tema en el blog de psicólogos de pareja

Publicidad