Hemograma

Publicidad

Valores normales del Hemograma

 

Hematocrito hombre: 42-52%

Hematocrito mujer: 37-48%

Eritrosedimentación hombre: 1-13 mm/h

Eritrosedimentación mujer: 1-20 mm/h

Hemoglobina (Hb) hombre: 13-18 g/100 ml

Hemoglobina mujer: 12-16 g/100 ml

Hemoglobina glucosilada  5,5-7,5%

Hemoglobina fetal  < 2% 

Hb Corpuscular Media 27-32 pg

Concentración de Hb Corpuscular Media 33-37%

Volumen Corpuscular Medio 86-98 micromm3

Haptoglobina 13-163 mg%

Glóbulos rojos hombre: 4,5-5 millones/mm3

Glóbulos rojos mujer: 4-4,5 millones/mm3

Reticulocitos 5-20 x mil (0,5 a 1%)

Glóbulos blancos 5.000-10.000/mm3

Neutrófilos segmentados 55-65%

Neutrófilos en cayado 0-5% 

Linfocitos 23-35%

Monocitos 4-8%

Eosinófilos 0,5-4%

Basófilos 0-2%

Plaquetas 150.000-400.000/mm3

Valores normales del Hemograma

Valores normales del hemograma

Se denomina hemograma a un perfil hematológico compuesto por parámetros que se miden en el contador hematológico por distintos métodos tales como recuento de glóbulos rojos (RBC), hemoglobina (HGB), hematocrito (HCT), recuento de glóbulos blancos (WBC), fórmula diferencial de leucocitos (FLA) y recuento de plaquetas (PLT). También se informan varios índices que se calculan a partir de los parámetros mencionados. Estos son: el volumen corpuscular medio (VCM) de los eritrocitos, la hemoglobina corpuscular media (HCM) de los eritrocitos, la concentración de hemoglobina corpuscular media (CHCM) y la amplitud de la distribución eritrocitaria (RDW).

Recuento de glóbulos rojos (RBC): Los glóbulos rojos se forman en la medula ósea a partir de una única célula madre progenitora mediante un proceso de maduración específico, la eritropoyesis, en el que interviene la hormona eritropoyetina. Después de abandonar la médula ósea, el glóbulo rojo pasa a circulación donde vive unos 120 días y luego es eliminado de la circulación por los macrófagos del bazo y la médula ósea.
El RBC se encuentra disminuido en algunos tipos de anemias como por ejemplo anemias arregenerativas de distinto origen, anemias macrocíticas, por deficiencia de ácido fólico o vitamina B12, pérdida de sangre en forma aguda o crónica, hemólisis intra o extravasculares, hemoglobinopatías de distinto origen, reacciones inflamatorias o infecciones moderadas o severas.
Se pueden encontrar valores aumentados en pacientes talasémicos, policitemia vera, poliglobulias por estados de deshidratación como los que se producen en pacientes quemados y en ancianos. También existe una poliglobulia fisiológica en los recién nacidos y en individuos que viven en altitudes elevadas.
Hemoglobina (HGB): La hemoglobina es el componente mayoritario de los glóbulos rojos maduros y su función principal es la oxigenación de los tejidos. Está formada por cuatro subunidades globinas con un grupo hemo en cada una de ellas. Existen seis tipos de cadenas globínicas: alfa (α), beta (β), gamma (γ), delta (δ), epsilon (ε) y zeta (ζ) y cada molécula de hemoglobina posee cuatro de ellas, iguales de a dos. En condiciones fisiológicas existen tres tipos de hemoglobinas: HbA (α2β2), HbA2 (α2δ2) y HbF (α2γ2, hemoglobina fetal). En condiciones patológicas se pueden observar aumentos de estas hemoglobinas (α y β talasemia) o aparición de hemoglobinas anómalas entre las que tenemos la hemoglobina M, G, S (anemia drepanocítica), C, E, H, I y otras.
La concentración de hemoglobina en sangre es el parámetro por el cual se diagnostica una anemia. De acuerdo a los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se clasifica como anemia a valores de hemoglobina por debajo de 12 g/dl en una mujer adulta, menor a 13 g/dl en un hombre adulto, menor a 11 g/dl en una mujer embarazada o cualquier disminución brusca de 2 g/dl o más de la cifra habitual de hemoglobina de un paciente.

Hematocrito (HCT): Este parámetro informa, en porcentaje, la cantidad de glóbulos rojos presentes en un volumen determinado de sangre entera. El HCT y la HGB son las dos determinaciones recomendadas por la OMS para el seguimiento de las anemias. El HCT da una excelente aproximación del volumen total de glóbulos rojos, una estimación de la capacidad del oxígeno transportado a los tejidos y de la viscosidad de la sangre.
El HCT aumenta en estados de deshidratación, por quemaduras y edema.
El HCT desciende en hemorragia, estados de dilución como en el embarazo, planes de hidratación, anemias ferropénicas, hemolíticas o anemia de las enfermedades crónicas, aplasias medulares, síndrome mielodisplásicos, leucemias y linfomas.
Índices hematimétricos: 
El tipo de anemia puede definirse por los diferentes índices hematimétricos: VCM, HCM y CHCM. Estas relaciones cuantitativas junto con la observación del frotis de sangre periférica permiten una clasificación de las anemias que se correlaciona bien con su etiología y que contribuye en gran medida a la evaluación diagnóstica.

Volumen corpuscular medio (VCM): este índice se calcula dividiendo el hematocrito por el recuento de glóbulos rojos y da el promedio del volumen de los eritrocitos en fentolitros (fl).
A partir del VCM las anemias se clasifican en:

Anemia

VCM (fl)

Microcítica

menor de 80

Normocítica

entre 80 y 98

Macrocítica

mayor de 99

Recuento de leucocitos (WBC): los leucocitos son células formadas en la médula ósea a partir de la stem cell pluripotencial que se diferencia por acción de distintas citokinas en unidades formadoras de colonias de distintos tipos celulares hasta llegar a los leucocitos maduros que engloban a los neutrófilos en cayado, segmentados, eosinófilos, basófilos, linfocitos y monocitos.
La vida media de estas células es variable (4 horas a 2 días) ya que de acuerdo a las necesidades pasan del pool marginal a circulación y cuando son requeridos migran rápidamente a los tejidos.
Metodología: Dispersión láser luego de lisis acídica de los hematíes y las plaquetas.
Linealidad: 0 a 200 mil/mm3.

Formula leucocitaria (FLA): la fórmula leucocitaria indica, en porcentaje o valor absoluto, la cantidad de cada tipo de leucocito, siendo los que habitualmente se encuentran en circulación los neutrófilos en cayado, los neutrófilos segmentados, los eosinófilos, los basófilos, los linfocitos y los monocitos.
Se observan leucocitosis agudas cuando hay rápida movilización del pool marginal por liberación de mediadores químicos originados por distintas situaciones de stress.
Las leucocitosis crónicas se asocian a tumores invasores y trastornos proliferativos.  

Se observa leucocitosis con neutrofilia, valores mayores de 7000/mm3, en procesos inflamatorios, infecciones bacterianas, sepsis, stress y embarazo.
Se observa linfocitosis, valores mayores de 4500/mm3 , en infecciones virales como citomegalovirus, Epstein Barr, virus de hepatitis etc, en leucemias crónicas y linfomas.
Se considera monocitosis a un valor absoluto mayor de 900/mm3 y se observa en procesos inflamatorios y neoplasias.
Se observa eosinofilia aun valor absoluto mayor de 700/mm3 en procesos alérgicos y parasitarios.
Se considera basofilia a un valor absoluto mayor de 200/ mm3 y se observa en síndromes mieloproliferativos. 

Las neutropenias más importantes, con un valor absoluto menor de 1500/ mm3, son las producidas por fármacos.
Se consideran de origen central aquellas en las cuales se observa proliferación de los elementos en médula ósea que no se pueden diferenciar (granulopoyesis o eritropoyesis ineficaz) o disminución de la liberación de los elementos maduros desde la médula ósea hacia la circulación.
También pueden ser de origen periférico por destrucción o salida excesiva a los tejidos como en la sepsis.
Existe la pseudoneutropenia cuando los elementos pasan al pool marginal.
Otras causas pueden ser hiperesplenismo o hepatopatías.

Artículo: Valores normales del Hemograma

Equipo de Consultas médicas

Publicidad

Incoming search terms:

  • globulos rojos 4 86 hombre