Fiebre

Publicidad

El aumento de la temperatura corporal

 Fiebre

La fiebre representa una elevación de la temperatura corporal. Cuando el termómetro marca encima de los 37 grados centígrados -temperatura axilar- la fiebre se puso en juego.

Durante el correr del día nuestra temperatura varia, tenemos menor temperatura en la madrugada y mayor por la tarde. Estas variaciones jamás son ser superiores a 1 ó 1.5 ºC.

En general cuando nos toca personalmente nos sentimos desganados, sin hambre, con decaimiento general, sin fuerzas para realizar nuestras tareas cotidianas. Nuestro corazón comienza a latir mas rápidamente. Aparecen temblores musculares y escalofríos.

La fiebre es un signo de que algo en nuestro cuerpo anda mal.

Existen múltiples causas que nos producen fiebre.

Las más conocidas por nosotros son las infecciones e inflamaciones.

También es bueno tener en cuenta, sin embargo, que la fiebre aparece en algunos tipos de cáncer (de riñones, de hígado, de la sangre, etc.), o después de traumatismos.

Incluso algunos infartos producen fiebre, también algunos medicamentos, y algunas enfermedades del colágeno (este es una sustancia que forma la mayoría de los tejidos, y de la piel), el funcionamiento excesivo de la glándula tiroides, también puede aumentar la temperatura.

Cuando aparece cualquiera de estas situaciones, es nuestro organismo quien decide elevar la temperatura de sí mismo.

¿Porqué lo hace?

Pues, por que al aumentar la temperatura corporal, estimula la puesta en marcha y la mayor rapidez de acción de todos los mecanismos de defensa que posee el organismo.

Siendo así que la fiebre sale en defensa de nuestra salud, todos pensaríamos que es mejor no tratarla.

Sólo en muy pocas situaciones conviene no bajarla, y éstas las debe decidir el médico.

En la mayoría de las veces debe ser controlada; ya que una vez que se puso de manifiesto, automáticamente los mecanismos de defensa quedan ya instalados y se mantienen a pesar de que luego baje la temperatura. Estos valores elevados deben llevarse a la normalidad puesto que la temperatura alta posee efectos perjudiciales.

Por ejemplo, produce decaimiento, malestar general, sequedad de piel y mucosas, escalofríos, falta de iniciativa, en algunas situaciones más severas puede producir desubicación, desorientación, y confusión especialmente en personas de edad avanzada.

En los niños pequeños puede producir crisis convulsivas.

Siempre produce deshidratación, de allí que es muy importante dar mucho líquido al paciente con fiebre.

Cuando los valores de temperatura superan los 41º C, ya no es nuestro organismo quien produce el aumento de la temperatura. Esta situación se denomina Hipertermia, que tiene causas y mecanismos distintos de los de la fiebre.

¿La fiebre, es mecanismo de defensa del organismo?

Por supuesto que si, siempre que hablamos de fiebre, debemos entender que es una elevación de la temperatura corporal, producida y regulada por el propio organismo.

 

Artículo: Fiebre

http://consultasmedicas.com/fiebre/

Equipo de Consultas Médicas

 

 

 

Publicidad

Incoming search terms:

  • elevacion de temperatura