Anemia

Publicidad

Déficit de glóbulos rojos

Anemia

 

Se dice que existe “anemia” cuando nuestros glóbulos rojos no son capaces de transportar el oxígeno necesario para cubrir las funciones del organismo-.

En general puede deberse a:

1) Que en los glóbulos rojos haya carencia de las substancias que intervienen en el transporte del oxígeno – hemoglobina – (por ejemplo el hierro o algunas vitaminas).

2) Que el número de glóbulos rojos esté disminuido. Por menor producción, por mayor destrucción, o por pérdidas de sangre.

La anemia puede resultar una enfermedad simple o compleja. Puede incluso ser sólo un síntoma dentro de una enfermedad.

Los glóbulos rojos  o eritrocitos se producen en nuestro organismo en la “médula ósea”. Cuando ésta es agredida por tóxicos, drogas, o enfermedades malignas como el cáncer; la producción de glóbulos disminuye notablemente generando como consecuencia una anemia.

Las pérdidas de sangre, agudas a  crónicas, generan una disminución importante de glóbulos, con lo que también ocasionan una disminución de la llegada de oxígeno a los tejidos.

La destrucción de glóbulos rojos en la sangre por infecciones, u otros factores, también genera anemia.

El déficit de hierro en la dieta o la no-absorción de éste en nuestro tubo digestivo, genera una mala formación de la hemoglobina, con glóbulos rojos más pequeños y decolorados. El déficit de vitamina B12 por falta en nuestro estómago del factor que produce su absorción, al igual que el déficit de vitamina B9 y vitamina C, forman el grupo de las anemias carenciales.

El diagnóstico de un paciente con anemia se realiza mediante el estudio en conjunto de sus síntomas y los hallazgos en su análisis de sangre.

1) ¿Está realmente anémico?

Recordemos que una persona sobre hidratada puede presentar características de anemia, que desaparecen cuando la hidratación se normaliza.

2) ¿Es una anemia hereditaria?

La historia familiar es muy importante. Padres o abuelos que sufrieron la enfermedad.

3) ¿Hay alguna prueba de pérdida de sangre?

Por ejemplo sangre en la materia fecal, o pacientes que orinan con sangre.

4) ¿Hay evidencia de déficit nutricional?

Pacientes que cuando llegan a la consulta lo hacen con signos de mala nutrición.

5) ¿Existe alguna evidencia de destrucción de glóbulos rojos?

Coloración amarillenta de la piel, hígado y bazo agrandados, paciente que ingiere tóxicos o drogas. 

¿Qué podemos sentir?

Los signos y síntomas de la anemia varían según la velocidad del comienzo y la enfermedad subyacente que padezca el paciente.

Enumeremos algunos síntomas de la anemia:

‑Falta de aire frente a un esfuerzo.

‑Palidez de piel y mucosas.

‑Mareos, palpitaciones, taquicardia, decaimiento general.

‑Coloración amarillenta generalizada.

‑Fisuras en los ángulos de la boca.

‑Uñas en forma de cuchara.

‑Dolor de pecho, soplos cardíacos.

‑Lengua inflamada.

‑Acidez y gastritis.

‑Hematomas en la piel.

A pesar de que aquí vemos muchos síntomas y faltaría mencionar varios otros, uno puede padecer anemia y no sentir absolutamente nada.

Primero debemos discriminar si la anemia del paciente es una enfermedad en si misma, o si sólo es un síntoma de una enfermedad distinta.

Este es el primer paso en el largo camino del diagnóstico, y es también fundamental para el inicio del tratamiento.

 

Artículo: Anemia

http://consultasmedicas.com/anemia/

Equipo de Consultas Médicas

 

 

Publicidad